Guía para organizar una Comunión

Una vez tenemos fecha ¡nos ponemos en marcha!


Piensa qué quieres realmente realizar en la comunión de tu hijo/a. A veces nos volvemos locos con demasiados gastos y no le damos importancia a lo que verdaderamente lo tiene.


Los padres de ahora hemos sido de la generación de celebrar comuniones sencillas y no es ningún modo de crítica, porque cada padre es libre de hacer y celebrar lo que considera oportuno, pero hemos pasado de la sencillez de los platos de chacinas, la caldereta y las cabrillas con tomates que hacía tu tía para todos los invitados a tirar la casa por la ventana. Con muchos padres lo hablamos y nos reímos pensando que ahora las Comuniones son mini bodas.




PASOS A SEGUIR PARA ORGANIZAR UNA COMUNIÓN




1. Listado de invitados. Hay que tener en cuenta que algunos invitados irán sólo a la iglesia, hay que contabilizar los invitados que irán a la celebración. Poner un tope de invitados es una buena manera para que no se vaya de madre a la hora de invitar. Sabemos que este tipo de celebraciones son muchos de compromisos, así que lo que verdaderamente importa es tener claro qué tipo de celebración queremos realizar. Íntima y sólo con los más allegados o por lo contrario queremos realizar una gran celebración.




2. El lugar de la celebración. Tenéis que llegar a un acuerdo dónde lo celebraréis.


  • En casa. Hay muchas familias que optan por celebrarlo en su propia casa, tienen espacio, jardín y quizás sea una de las opciones más intimas para una celebración. En este caso bien toca arremangarse y trabajar en la elaboración de un menú. Una buena opción es buscar proveedores que os proporcionen el mobiliario. Hoy en día se encuentran buenos proveedores a buenos costes que os alquilan las mesas, las sillas, la vajilla, mantelería e incluso atrezo para darle vuestro toque.Empresas como José Olivares o Alquileres Fernández Acuña ponen a vuestra disposición todo tipo de mobiliario. El realizarlo en tu propia casa es una buena opción para hacer equipo en familia y hacerlo a vuestro gusto.




  • Alquilar un chalet. Esta opción es algo parecida a la anterior, salvo que tienes que tener en cuenta el alquiler de la casa. Hoy en día hay muchas opciones de encontrar lugares que ponen al servicio de muchas familias alquilarlo para este tipo de celebraciones. Incluso los que llevan años alquilándolo para eventos ya disponen de mobiliario. Y eso puede ser un ahorro o menor quebradero de cabeza a la hora de elegir mobiliario. Incluso hay caterings que os proporcionan el menú junto con un equipo de camareros a vuestra disposición. Hay muy buenos profesionales del sector, como por ejemplo Catering Ángel Utrera o Catering Saboga. Muchas familias aprovechan esta opción para aprovechar todo el fin de semana y alargar la fiesta, ya que muchos chalets cuentan con piscina y barbacoa.



  • Un restaurante, hacienda u hotel. En este tipo de establecimientos saben lo que hacen, se dedican a ello, por lo que te ahorrarás quebraderos de cabeza en cuanto a pensar en mobiliario, menú y el servicio de camareros. Son profesionales del sector y te atenderán como se merece. Pero lógicamente suben los números, por lo que déjate aconsejar, y elige la mejor opción en cuanto a tu presupuesto.




3. El fotógrafo/a. En este punto entra mi opinión más personal, ya que soy fotógrafa y llevo años realizando reportajes de comunión. Una de las cosas que más me sorprende en mi profesión es a la hora de los presupuestos. Al principio de este post os hacía referencia a lo que en cuanto a gastos pensárais qué es lo verdaderamente importante.

Os hago una pregunta, ¿de todos los gastos que realizaréis en la comunión de vuestro hijo/a, qué es lo que quedará para siempre?

Y partiendo de esa base, ¿por qué no le dais el valor que realmente tiene?

Es algo que los que nos dedicamos a esta profesión nos hacemos. Porque mucha gente, no todo el mundo, no le sabe dar el valor que tiene y suele poner excusas, regateos. Algo que no vemos hacerlo con la iglesia, el vestido de comunión o con el catering...

Dadle la importancia que tiene, porque el tiempo pasa. Dentro de unos años a muchos invitados se les olvidará el menú, o las flores que pusisteis en el centro de la mesa, pero los recuerdos, las fotografías, es lo que queda de esa fecha.



4. Traje de Comunión y Vestuario para toda la familia. Hay mucha oferta a la hora de buscar vestido de comunión, realmente todo depende del dinero que quieras invertir en él. Puedes encontrar vestidos de lo más elaborado con diferentes telas o estilos sencillos y más cómodos. Lo importante es que se sientan cómodos, no deja de ser un día especial para ellos y que como niños lo que querrán es saltar y correr. Algunas marcas de moda infantil que cuentan con vestidos para comunión son Pilar del Toro, Paqui Barroso o La Ormiga.

Y en cuanto al vestuario para la familia, sabes que tienes que destinar otra parte del presupuesto para ello.




5. Invitaciones, recordatorios. Lo principal es que encajen con vuestro estilo, o lo que es más importante, con el estilo de vuestro hijo/a. Hacedles partícipes de esta elección. Buscar que encaje con su estilo y con el estilo que pensáis para la fiesta.



6. Decoración. Si el lugar elegido te lo permite, destina una pequeña parte del presupuesto a la decoración de la comunión. Se lleva lo vegetal y rústico. A mí es una decoración que me encanta, porque se respira naturaleza y armonía. El olivo y el esparto es muy propio de nuestra tierra. La combinación del verde con los marrones y blancos podría darte inspiración.


Y crea rincones para los detalles para los invitados.




7. El menú. Piensa que no es una boda, es una celebración para unos niños, por lo que ajusta un menú adaptado para ellos. Ellos no estarán mucho tiempo sentados y comiendo como los mayores, pero hay que pensar que preparar una fiesta en donde ellos son partícipes. Patatas, mini hamburguesas son comidas que a ellos les llaman la atención, que nada tiene que ver con el menú de los mayores.


Otra buena idea que no solo gusta a niños sino también a mayores son las mesas dulces (candybar)

Hace años, cuando poco se conocía, me dedicaba a preparar mesas dulces para todo tipo de celebraciones y como consejo os daré que si la realizáis vosotros mismos, uséis como base un color y luego combinéis dos colores más. Eso hará más agradable a la vista y ¡ya no os digo al gusto! Es el rincón donde todos los invitados se pierden. Colocar los objetos más altos en la parte trasera y en la delantera los que vayan en platos, bandejas o tarros más pequeños. Y jugad con diferentes texturas de dulces.





8. Recuerdos para los invitados. Nunca falla unos detalles para los invitados. Algunos padres regalan unos marcapáginas o recordatorios con la imagen de la sesión de fotos de los pequeños con su traje de comunión. Y hay quien regala pequeños detalles.










9. Animación. Es una fiesta para los niños, y si tu presupuesto encaja para ello hay muchas empresas de animación, como pinta caras, castillos hinchables, o acuáticos, toro mecánicos, dj para animar las últimas horas de la fiesta. Alquilandia tiene una variedad en juegos para los más pequeños, Chachi Piruli o Asoende.



Es abrumador, pero lo principal es gestionar un presupuesto e intentar mantenerlo, aunque sé que os costará. Nadie dijo que fuera fácil organizar un evento, de hecho hay buenos profesionales que se encargan de ello.

Esta guía se podría llamar "Cómo organizar una Comunión y no morir en el intento"


Suerte y disfrutad de ese día tan especial ❤





hola@silviafotografia.com

Ejemplos extraídos de Pinterest






Silvia Galán Fotografía
Fotógrafa de Bodas Silvia Galán
© 2021 Silvia Galán. Fotógrafo de Bodas y Familias en Sevilla. España
  • Instagram
  • Pinterest
  • Facebook